ATX es un fabricante de llantas especializada en aplicaciones para Jeep y otras camionetas cuyo uso es, principalmente, Off-Road. Son llantas pensadas para usos y abusos, en los terrenos más difíciles e incómodos. Donde otras llantas apenas podrían resistir por las demandas y exigencias, ATX demuestra sus principales cualidades que son robustez, resistencia, diseño y calidad. Varias de sus modelos han sido castigados y probados al extremo en competencias extremas de uso Off-Road como la reconocidísima Baja 500. Como reza esta marca, su misión es proveer una llanta atractiva, de calidad, que pueda soportar el abuso del off road.